La Asociación de Hoteles de Sevilla y Provincia (AHS) junto con la Hermandad de Nuestra Señora de la Antigua y San Antonio de Padua, han puesto en marcha un proyecto piloto para que los hoteles de Sevilla den a conocer y vendan dulces de los conventos de Sevilla, que ponen en valor estos productos artesanales, un elemento más del patrimonio de esta ciudad.

De momento son cuatro los establecimientos que van a ponerlo en marcha, pero el proyecto es mucho más ambicioso y se espera ampliar en los próximos meses.

El Hotel Inglaterra, Hotel Querencia de Sevilla, Hotel Doña Carmela y Hotel Don Ramón, serán los primeros en acoger esta iniciativa de los Conventos de Clausura de la Archidiócesis de Sevilla.

El presidente de la AHS, Manuel Cornax, ha estado acompañado por el Hermano Mayor de la Hermandad de la Virgen de la Antigua, Manuel García Preciados; el director de Turismo del Ayuntamiento de Sevilla, Juan José Domínguez y Manuel Otero, director del hotel Inglaterra.

Los productos de los conventos, además de su indiscutible calidad derivada de su carácter artesanal y de las materias primas que se usan, constituyen una de las fuentes de ingresos de las comunidades religiosas, que les permite a duras penas el mantenimiento del incalculable valor histórico y artístico que estos edificios tienen.
En rueda de prensa, Manuel Cornax, ha apuntado que “es responsabilidad de los hoteles dar a conocer las tradiciones de Sevilla y ayudar a generar ingresos a las religiosas que también se ocupan de conservar parte del patrimonio de Sevilla, con sus conventos”.