Andalucía Económica

Cervezas El Águila, homenaje a un sabor auténtico y sin filtros

La icónica Cerveza El Águila nació hace más de 100 años y vuelve inspirada en sus orígenes, cuando las cosas se hacían con mimo, tiempo y dedicación. El Águila 1900 y Sin Filtrar son las dos variedades de la marca reconocidas por la mezcla de malta caramelizada y la frescura de sus mezclas de lúpulos, Perle y una nueva variedad, Lemondrop. Cerveza El Águila 'Sin Filtrar' ha sido la única cerveza española galardonada con el Premio Internacional Grand Gold Quality. Dos grandes referentes de la gastronomía de autor, Juanjo López y Javier Estévez, saben integrar esta cerveza entre sus platos más característicos.

16 octubre 2020
 

SABOR CERVEZAS EL AGUILA

RITUAL_CERVEZAS EL AGUILA

Con un legado histórico que arrancó en el madrileño Barrio de las Delicias allá por 1900, la cerveza El Águila ha regresado con un aspecto renovado, pero con la misma naturaleza, autenticidad y precisión en los detalles que caracterizó a aquella bebida de hace más de un siglo. El resultado es una receta única con un sabor original, que recupera la forma de hacer las cosas de antes, con mimo y cuidado, con la imperfección de lo real y auténtico.

El Águila 1900 se convierte en la elección perfecta para los amantes de la buena cerveza, una lager especial muy equilibrada, que combina la intensidad de la malta caramelizada con la frescura de una mezcla de lúpulos, a la que se añade una nueva variedad, Lemondrop. Es una cerveza de color dorado brillante y espuma blanca consistente gracias a su perfecta combinación de maltas. Al beberla se perciben aromas frescos con un toque cítrico aportados por sus lúpulos cuidadosamente seleccionados. Esta variedad de la marca ha acumulado numerosos premios desde su lanzamiento en 2019, entre ellos: un Gold Award otorgado por el Instituto de Calidad Monde Selection, una estrella en los premios Taste Superior Awards, considerados la Guía Michelín de los alimentos y bebidas, y premio Plata Lager en los World Beer Awards.

Por otro lado, la variedad más icónica de esta marca es El Águila Sin Filtrar, una cerveza tipo lager especial naturalmente turbia, testimonio de su carácter único. Su procedencia directa de bodega le confiere gran cuerpo y frescor. Al no ser filtrada, se realza especialmente el carácter de sus lúpulos Perle y Lemondrop y se intensifican sus aromas, de esta manera podemos disfrutar de una receta tan disruptiva como tradicional. Esta variedad recupera los métodos tradicionales de elaboración de cerveza de principios del siglo XX en los que no se filtraban las cervezas y se mantenía toda la levadura dentro de ellas, “porque un sabor genuino no necesita filtros ni distracciones. Para poder disfrutar de toda la intensidad de esta cerveza, es necesario darle la vuelta a la botella antes de servirla y en el caso del barril, moverlo ligeramente cada día. Este ritual le confiere a esta cerveza una apariencia turbia, como recién salida del tanque que, junto con las levaduras en suspensión, le aportan más sabor y carácter”, afirma Paco Ruiz Gallego, maestro cervecero y director de la Fábrica de Heieneken en Madrid.

Un ritual único que le aporta un ‘sabor sin filtros’, con más cuerpo, más intenso y con más carácter. Esta variedad de la marca también ha sido reconocida por los premios más importantes del sector, siendo la única cerveza española que ha ganado el Premio Internacional Grand Gold Quality.

Y toda su cerveza tiene su acompañamiento, por ello hay dos referentes de la cocina de autor que representan perfectamente el espíritu y el carácter de El Águila. El más veterano es el chef Juanjo López, que capitanea La Tasquita de Enfrente. Para Juanjo menos siempre, es más, como su típica ensaladilla rusa, un plato tan sencillo, pero delicioso que acompañado de Cerveza El Águila 1900, tiene como resultado una combinación llena de sabor y frescura.

De la nueva escuela, pero con muchos años de trabajo a las espaldas está el restaurante La Tasquería: un lugar de culto a la cocina basada en productos de casquería y dirigido por el chef Javier Estévez. Sus croquetas maridan con El Águila sin Filtrar: una cerveza especial que recupera los métodos de elaboración tradicionales. Ambos chefs, embajadores de esta cerveza, participarán en la campaña digital que la marca ha puesto en marcha y que ya está activa en las redes sociales de Cervezas El Águila.

Nota de cata
• El Águila 1900 Lager Especial: Es una cerveza tipo lager de color dorado brillante y espuma blanca consistente gracias a su perfecta combinación de maltas. Al beberla se perciben aromas frescos con un toque cítrico aportados por sus lúpulos cuidadosamente seleccionados. En boca es una cerveza de cuerpo medio destacando su equilibrio entre un amargor suave y matices de malta que otorgan una gran bebestibilidad. Graduación alcohólica: 5,5% en volumen. Temperatura de servicio: 2 – 4 ºC.

• El Águila Sin Filtrar: Cerveza tipo lager especial naturalmente turbia testimonio de su carácter único. Su procedencia directa de bodega le confiere gran cuerpo y frescor. Al no ser filtrada se realza especialmente el carácter de sus lúpulos exquisitamente seleccionados y se intensifican sus aromas. Graduación alcohólica: 5,5% en volumen. Temperatura de servicio: 2 – 4 ºC.

Sobre la familia Heineken España
Heineken España es una gran familia plural de apasionados cerveceros, motivados por hacer disfrutar a las personas y cuidar del planeta, convencidos de que sumando la fuerza global y la diversidad local alcanzaremos un mundo mejor.

Sus maestros cerveceros, siempre apasionados por la calidad, elaboran día a día cervezas con cuerpo y alma. Su carácter internacional les permite poner todo el conocimiento global al servicio de sus marcas en España: su patria es el sabor. «Sabemos que las mejores cervezas surgen de la diversidad, porque no hay dos gustos iguales, y nuestro porfolio único es un ejemplo de ello. Con más de 45 variedades, ofrecemos grandes marcas queridas y reconocidas por todos, como Heineken, la cerveza con la que nuestra historia comenzó y que hoy es la más internacional del mundo, Cruzcampo, con más de 115 años de maestría cervecera e innovación y Amstel, cerveza 100% malta fruto del sabor de hacerlo bien, estrechamente vinculada a nuestro país. Asimismo, completan nuestra familia Desperados, El Águila, el cider Ladrón de Manzanas, marcas locales como 18/70 o El Alcázar o especialidades como Guinness, Paulaner, entre otras».

Llevan más de un siglo elaborando cervezas en España, donde tienen actualmente cuatro fábricas en Sevilla, Madrid, Valencia y Jaén, que producen más de 10 millones de hectólitros al año, o lo que es lo mismo, 11 millones de cañas al día.

Son la cervecera más verde y cada día trabajan para elaborar cervezas que le gusten al mundo, por ello, tienen un fuerte compromiso con su entorno social y medioambiental. El agua es el 95% de la cerveza y el 100% de la vida, por ello cuidarla es nuestra prioridad. Elaboran cervezas con energías renovables, gracias al poder del sol: su objetivo es conseguir un sabor 10, con emisiones 0. Son más que cerveza: impulsan a la gente y fomentan el mejor talento a través de su Fundación Cruzcampo y su Escuela de Hostelería como agentes sociales.

«Heineken es cabeza y corazón. Más de 1.500 empleados, orgullosos de pertenecer a una familia cervecera, plural y diversa. Nos apasiona hacer disfrutar a las personas y tenemos una única prioridad: cuidar de los nuestros. La diversidad internacional y local es nuestro ingrediente secreto. Formamos parte de Heineken NV, la cervecera más internacional con más de 150 años de historia, 85.000 empleados en más de 70 países y un portafolio de 300 marcas en todo el mundo», explican desde la cervecera.