Andalucía Económica

COVID-19 / DESESCALADA »

Cecilio Peregrín, director corporativo de Primaflor: «El obligado confinamiento ha provocado un cambio importante en los patrones de alimentación de los consumidores»

La empresa almeriense se ha tenido que adaptar para intensificar su producción y dar respuesta a las primeras compras compulsivas de los consumidores durante el confinamiento. Primaflor colabora con instituciones benéficas, así como también con bancos de alimentos. Con motivo del Covid-19 han ampliado sus aportaciones a otras fundaciones, ONGs y diferentes organizaciones que ayudan a los demás.

27 mayo 2020
 

Cecilio Peregrín

Donaciones

PRIMAFLOR

Desinfección espacios públicos

1 – Perteneciendo a un sector esencial como es la agricultura, ¿cómo se han organizado para seguir operando durante el Covid-19?

– El sector alimentario al que pertenecemos se ha vuelto esencial y hemos continuado produciendo para así responder a la creciente demanda de la población. De nosotros ha dependido y sigue dependiendo, en gran medida, el abastecimiento de productos frescos.

En un primer momento, tuvimos que intensificar nuestra producción para dar respuesta a las primeras compras compulsivas de los consumidores, producida por una situación jamás vivida anteriormente. Un consumo que se fue relajando a medida que los ciudadanos se dieron cuenta que no peligraba el suministro de alimentos.

Hemos tenido que adaptar nuestra organización interna y nuestros procesos productivos para cumplir las estrictas medidas sanitarias y de seguridad establecidas por el gobierno así como el distanciamiento social que impone la lucha contra el Covid-19, garantizando, de esta manera, la continuidad del servicio y la máxima calidad del mismo, salvaguardando siempre la salud de nuestros trabajadores.

2 – ¿Cómo ha sido la evolución y tendencias de las ventas de la empresa durante la pandemia?

– El obligado confinamiento y la nueva rutina de los ciudadanos ha provocado un cambio importante en los patrones de alimentación y, por tanto, de compra de los consumidores. La creciente relevancia de mantener una dieta sana y saludable para evitar problemas de salud o coger demasiado peso ha provocado un incremento del consumo de frutas y verduras.

Según nuestros datos, en cuanto a productos frescos, han crecido las ventas de lechuga iceberg, cogollos y otras especialidades de lechugas como las variedades de lollos y hojas de roble. Al estar confinados en casa tenemos más tiempo para cocinar, hemos aprendido a disfrutar de ello y elegimos, en mayor medida, alimentos frescos.

Los productos que mayor demanda están teniendo durante esta etapa son los cogollos y la lechuga romana, quizás por ser los más comunes en nuestra cocina mediterránea.

3 – Con la pandemia, han aumentado las ventas de productos alimentarios. ¿Cómo se ha reforzado la producción en estas semanas?

– La producción ya estaba programada y poco o nada podíamos hacer al respecto. Si es cierto que han aumentado las ventas de producto fresco, lechugas y especialidades, pero la demanda de ensaladas ha disminuido ligeramente, de modo que nuestro volumen de trabajo se ha compensado.

4 – ¿Considera que esta crisis sanitaria y económica va a cambiar el futuro del sector?

– El sector agroalimentario se caracteriza por su dinamismo e innovación, e indudablemente será uno de los sectores clave y motor de recuperación cuando finalice esta crisis.

Esta situación nos hace ver que es el momento de poner en valor el papel crucial que el sector está desempeñando y que las distintas administraciones españolas tomen nota del grado de implicación que están demostrando los profesionales que componen cada uno de los eslabones de la cadena alimentaria.
Nuestro principal objetivo es aportar lo mejor de nosotros mismos, para mantener los puestos de trabajo y, a la vez, dar la mejor calidad y servicio.

5 – ¿Qué están haciendo desde la empresa para ayudar a la sociedad a superar el virus?

– Nosotros colaboramos con instituciones benéficas, así como también con bancos de alimentos, y ahora, con más razón. Es un momento en el que consideramos que tenemos que colaborar con la sociedad en la medida de nuestras posibilidades. Por esta razón, hemos ampliado nuestras aportaciones a otras fundaciones, ONGs y diferentes organizaciones que ayudan a los demás.

Además, también estamos colaborando en las tareas de desinfección de los espacios públicos en Pulpí y Cuevas de Almanzora, suministrando la maquinaria y la experiencia de un personal debidamente preparado, y siguiendo los protocolos puestos en marcha por las distintas autoridades locales.

6 – ¿Cómo se están preparando para salir de esta situación lo antes posible?

– La adecuación a la ‘nueva realidad’ a la que vamos a tener que enfrentarnos es nuestro principal objetivo y a lo que estamos dedicando gran parte de nuestro tiempo. El largo periodo de confinamiento ha puesto a prueba nuestras cualidades culinarias y, al final, todos hemos aprendido a cocinar, con lo que creemos que la tendencia de elaborar nuestra propia comida se va a imponer a la comida preparada. Por ello, estamos dedicados a buscar más productos destinados a elaborar este tipo de platos que luego podremos consumir en el trabajo.

Sobre Primaflor
La empresa almeriense Primaflor nació en los años 70, de mano de personas que compartían la ilusión de emprender un proyecto en su tierra, a orillas del Mediterráneo, cuidando de sus recursos naturales: la luz, la tierra, el agua, buscando su desarrollo empresarial y generar riqueza para la comunidad. La innovación agroalimentaria ha sido el principal motor en estos 40 años de Primaflor. El objetivo de la compañía es ofrecer alimentos frescos que aporten sabor a la Dieta Mediterránea para que personas de más de 25 países gocen de una vida activa y saludable.