Andalucía Económica

El electrizante y exótico Circo del Sol regresa a Andalucía con su nuevo espectáculo ‘Kooza’

La emblemática carpa azul y amarilla del Circo del Sol ya está en Sevilla hasta el próximo 8 de marzo. El nombre de Kooza se inspira en la palabra sánscrita koza, que significa ‘caja’, ‘cofre’ o ‘tesoro, y se escogió porque uno de los conceptos subyacentes de la producción remite a la idea de un 'circo dentro de una caja'.

15 enero 2020
 

1475_04_Contorsion_102_ORIGINAL - copia

1441_03_Charivari_066_ORIGINAL

1421_02_Trickster_Innocent_01_092_ORIGINAL

1394__MG_4901-1DC_ORIGINAL

1385__MG_3600-1DC_ORIGINAL

1598_22_END_KOOZA_100_ORIGINAL

1496_08_Unicycle_050_ORIGINAL

1512_12_HighWire_032_ORIGINAL

1517_12_HighWire_119_ORIGINAL

KOOZA_Hoops02

KOOZA_Icónica Gran Carpa

La emblemática carpa azul y amarilla del Circo del Sol ya está en Sevilla, hasta el próximo 8 de marzo, deleitando con su nuevo espectáculo, Kooza, a su público fiel y a muchos que cada año lo descubren y se enganchan de por vida a estas mágicas actuaciones que combinan las acrobacias y el arte de los payasos. Entre la fuerza y la fragilidad, la risa y la sonrisa, la confusión y la armonía, Kooza explora temas como la identidad, el reconocimiento y el poder. El espectáculo está ambientado en un electrizante y exótico mundo visual lleno de sorpresas, emociones, escalofríos, audacia y una total participación del público.

El nombre de Kooza se inspira en la palabra sánscrita koza, que significa ‘caja’, ‘cofre’ o ‘tesoro, y se escogió porque uno de los conceptos subyacentes de la producción remite a la idea de un ‘circo dentro de una caja’.

Precisamente, el espectáculo comienza cuando el personaje Trickster irrumpe en escena ante el Inocente como una caja de sorpresas, pero ésta será solo la primera de todas las que estarán por llegar. El viaje del Inocente lo lleva a encontrarse con una serie de personajes cómicos como el Rey, el Trickster, Heimloss, el Detestable Turista y su Perro Malo.

El set de Kooza recuerda una plaza pública que se transforma en una pista de circo. Y su escenario circular ofrece al público excelentes vistas de 260 grados. En ningún momento se intenta ocultar o disimular el equipamiento acrobático. La estructura de la carpa está siempre a la vista: todo se lleva a cabo al aire libre con sencillez y transparencia para que la atención se centre en los artistas y en los espectáculos acrobáticos.

El vestuario de los personajes es uno de los grandes atractivos de este espectáculo. Su creadora, Marie-Chantale Haupt, se ha inspirado en una amplia variedad de fuentes: desde novelas gráficas o el pintor Klimt hasta películas de Mad Max y de viajes en el tiempo a la India y a Europa del Este. Pero también en el movimiento de los relojes, los soldados de hojalata, las bandas de marcha, los uniformes y las ilustraciones de libros infantiles. Todo ello combinado para crear un aspecto que recuerda a Alicia en el País de las Maravillas, Barón Munchaüsen y El Mago de Oz.

Para conseguir los numerosos y rápidos cambios de vestuario que se producen en el espectáculo, Marie-Chantale tuvo que investigar las técnicas de los magos para cambiarse de forma rápida y así crear su propia magia de vestuario. Se utilizan más de 175 disfraces y 160 sombreros: 1080 artículos en total, incluyendo todo el calzado, los accesorios, las pelucas y demás. Una curiosidad: Un traje militar contiene más de 400 piezas metálicas cosidas de forma individual para crear el efecto de estar blindado.

la música de Kooza se inspira en los sonidos de la cultura pop occidental, desde el funk de los años setenta hasta los arreglos orquestales completos. Se inspira también, en gran medida, en la música tradicional india.

Durante cada actuación, seis músicos de Kooza tocan música en vivo: trompeta, trombón, bajo, batería, percusión, saxofón, guitarra eléctrica y teclado. Además, dos cantantes interpretan en directo en cada actuación.

El estreno mundial de Kooza tuvo lugar en abril de 2007 en Montreal, Canadá, y desde entonces se ha representado en más de 68 ciudades de 21 países, en cinco continentes diferentes. El elenco y el equipo de Kooza está formado por profesionales de hasta 24 nacionalidades: Alemania, Australia, Bélgica, Bielorrusia, Brasil, Bulgaria, Canadá, Chile, China, Colombia, España, Estados Unidos, Francia, Hungría, Irlanda, Israel, México, Moldavia, Mongolia, Países Bajos, Reino Unido, Rusia, Taiwán y Ucrania.

Numeros
• Manejo de aros. Un espectáculo de aros con un nivel de dificultad tan alto es una extraordinaria demostración de pericia, y aquí la artista de Kooza destaca entre las mejores del mundo. Combinando fluidez de movimiento, contorsión física, un equilibrio excepcional y una destreza impresionante, su actuación es algo fuera de lo común, ya sea con un aro, dos, tres, o incluso siete girando a la vez.

• Teeterboard. El trampolín lanza a los artistas al aire, donde ejecutan quíntuples saltos mortales con giros. Y eso es solo el preámbulo de lo que vendrá: otros acróbatas harán lo mismo a más de 9 metros sobre el escenario con zancos de metal dobles e individuales atados a sus piernas.

• Charivari. La House Troupe entra en acción en el momento álgido del espectáculo. En el número destacan las pirámides humanas, los cuerpos que vuelan por el aire colisionando de forma impactante (en un atrevido salto hacia un círculo de tela inspirado en el Nalukauq, el tradicional juego inuit de lanzar la manta) y las colchonetas salvavidas típicas de los bomberos.

• Contorsionismo. Los jóvenes artistas trabajan al unísono y en armonía para ofrecer una nueva mirada sobre el arte del contorsionismo. El número destaca por los movimientos innovadores y las posturas de los artistas, su velocidad y la forma en que trabajan al unísono para crear cuadros de belleza escultórica.

• Duo del monociclo. Se da un giro al clásico número del monociclo añadiendo un acompañante a la acción. Los dos artistas crean un paso en constante movimiento alrededor del escenario. Todo ello mediante una combinación de equilibrio, control acrobático, fuerza física, gracia acrobática y espíritu colaborativo.

• Equilibrio sobre sillas. El equipamiento es muy sencillo: ocho sillas y un pedestal. Sin embargo, en este número el artista los utiliza para crear una torre de 7 metros de altura en la que realiza un número de equilibrio mostrando el poder y el control muscular del cuerpo humano en todo su esplendor.

• Alambre alto. Los dos alambres altos están suspendidos a una altura de 4,5 m y 7,6 m por encima del escenario. Cada alambre puede llegar a soportar una tensión de unos 3000 kg cuando los cuatro funambulistas caminan sobre él. Su habilidad les permite realizar unas proezas en el aire que, para la mayoría de nosotros, serían difíciles de hacer incluso en el suelo.

• Rueda de la muerte. La Rueda de la Muerte de Kooza, con un peso de 725 kg, gira a una velocidad de infarto accionada tan solo por dos artistas que la hacen girar en uno y otro sentido en una exhibición de intrépidas acrobacias que desafían a la muerte y demuestran un increíble trabajo en equipo. Al igual que los alambres altos, la rueda de la muerte se coloca en diagonal desde el escenario de la izquierda hasta el de la derecha para romper la simetría habitual y llevar la acción lo más cerca posible del público.

• Correas aéreas. Con la capacidad de volar, girar y columpiarse en cualquier dirección, la gran naturalidad de movimiento de la aerolista se combina con emocionantes y elevadas acrobacias interpretadas por la artista de correas aéreas. La impresionante versatilidad de las correas le permite tomar el mando del escenario y elevarse llevando a cabo increíbles proezas acrobáticas. Al mismo tiempo, va creando una excitación constante hasta alcanzar un clímax espectacular. Es un personaje poderoso y marcadamente femenino.