Andalucía Económica

La Fundación Cepsa con los niños y jóvenes de Huelva

La Asociación Olontense Contra la Droga (AOCD) y el Colegio Onuba de El Torrejón, de la mano del Banco de Alimentos, recibieron la visita de la Fundación Cepsa. Los Premios al Valor Social concedidos han permitido desarrollar proyectos que mejoran la asistencia a los más jóvenes en riesgo de exclusión.

05 julio 2019
 

IMG_20190614_092513

AOCD7

La Fundación Cepsa ha visitado las instalaciones de la Asociación Olontense Contra la Droga en Huelva, así como uno de los colegios donde el Banco de Alimentos desarrolla su proyecto ganador, el Onuba, de El Torrejón, para conocer de primera mano la labor social y asistencial de estas entidades, así como el desarrollo y materialización de las actuaciones reconocidas en la pasada edición de los Premios al Valor Social de la Fundación Cepsa.

Desde que se conocieran las organizaciones galardonadas en 2018, la Fundación Cepsa ha permanecido en contacto con ellas, interesándose por el avance y realización de los distintos proyectos premiados. Con este nuevo ciclo de visitas a entidades sociales, no solo se ponen en pie necesidades reales de integración e inclusión social, sino también un acercamiento necesario a los colectivos a los que está dirigida cada actuación y, en algunos casos, a sus familiares, beneficiarios indirectos de todas y cada una de las acciones.

La Asociación Olontense contra la Droga, tiene el objetivo de reforzar los programas de atención a personas en riesgo o en situación de exclusión social. El proyecto ganador, “Aula Tiempo Fuera”, está dando respuesta al fracaso escolar a través de un trabajo integral con las familias, los centros escolares, la administración y los propios alumnos en riesgo. Se trata de un recurso educativo destinado a los jóvenes que se encuentran expulsados temporalmente del centro escolar, trabajando con ellos en función de los motivos y causas de su expulsión, a fin de corregir los factores que han propiciado dicha sanción.

Para Isidoro López, responsable del proyecto, la colaboración de la Fundación Cepsa “ha sido fundamental para lanzar el proyecto, así como la participación e implicación de la dirección de institutos de enseñanza secundaria y de la propia Administración. El éxito de este tipo de programas puede propiciar un cambio en la gestión de los jóvenes sancionados con la expulsión en los centros educativos, al facilitarles, a ellos y a sus familias, apoyo de personas especializadas”.