Andalucía Económica

‘Reventure’, un videojuego ‘indie’ español entre los más vendidos del mundo

El primer juego del estudio malagueño Pixelatto cautiva a los jugadores con humor, un aspecto retro y 100 finales diferentes. El Rubius: “Simplemente brillante, con una aventura fascinante. Increíble, apoteósico, maravilloso, el acabose”.

27 junio 2019
 

cover-logo

Reventure, el primer juego del estudio indie malagueño Pixelatto, se ha consolidado como uno de los grandes fenómenos del sector tras irrumpir, el pasado 4 de junio, entre los más vendidos a nivel mundial. El juego se mantuvo en el top 10 de ventas en Steam, la plataforma más grande de distribución digital de videojuegos del mundo, durante la primera semana y, en algunos momentos, llegó a ser el número 1. Este juego fue lanzado con cinco idiomas disponibles -español, inglés, alemán, japonés y chino- y, en la actualidad, se están llevando a cabo nuevas traducciones.

Encomendado al humor y a cierta estética retro, con 100 finales diferentes y más de 50 personajes, Reventure prioriza la experiencia de los jugadores sobre la parte gráfica. Según apunta su creador, Javier Cepa, “mucha gente lo compara con los conocidos libros juveniles de ‘elige tu propia aventura’ pero adaptado al formato de videojuego”. “La clave principal del juego es la sensación de libertad, el hecho de contar con 100 finales distintos hace que la experiencia del jugador sea vibrante, vive en una continua sorpresa en la que una de las frases más repetidas es ¿Cómo? ¿Que puedo hacer cualquier cosa?”, añade el responsable del estudio Pixelatto.

A través de la figura iniciática de su protagonista, Reventure traza una parodia del estereotipo de héroes habitual en muchos otros juegos. “Tim es un héroe muy genérico, no tiene mucho pasado y tampoco mucho futuro: a los cinco minutos seguramente esté muerto y otro héroe tomará el testigo para intentar superar la aventura. Aunque Tim es el primer personaje que controlas, rápidamente cambiarás a otro y así sucede un montón de veces más, rotando entre más de 50 personajes diferentes”, avanza Javier Cepa. 

A juicio del artífice de este juego, Reventure se rebela contra “la tendencia de los juegos en la industria a ser cada vez más conservadores y estar centrados, sobre todo, en la estética y en una narrativa fuertemente lineal”. “Este camino ‘prefabricado’ por el diseñador, hace que el jugador se limite a recorrer un camino que alguien ya había pensado para él. Sus acciones no tienen un impacto en el desarrollo de la historia. No obstante, el videojuego es un soporte increíblemente rico, en el que todavía quedan por explorar muchísimas cosas completamente distintas a lo que ya hacen los medios tradicionales. Creo que ese es uno de los puntos fuertes que ha demostrado Reventure”, recalca Javier Cepa.

Aplaudido por los ‘youtubers’ más influyentes
Tras el lanzamiento de Reventure –programado el pasado 4 de junio a las 18.00, hora española- las reacciones de grandes youtubers expandieron sus contenidos con absoluta celeridad y propiciaron una reacción en cadena de streamers de todo el mundo, que multiplicó los directos con el juego en la red. Es más, durante la misma jornada de su puesta de largo, llegaron a coincidir distintos directos firmados por influencers como Forsen, El Rubius y AlexElCapo, quien incluso accedió amablemente a hacer un stream para apoyar el lanzamiento.

El juego de Pixelatto ha sido destacado por El Rubius en sus retransmisiones como “un juegazo”. «Qué juegazo, qué puto juegazo, tío. Deberíais pillároslo todos. Está súper barato. Se lo merece.  En vez de comprarme una sub a mí, o mandarme donaciones, aprovechar y comprar este juegazo», afirmó mientras jugaba una de las muchas partidas a las que ya se ha entregado como un ferviente admirador.

«Ayer me enteré de que este juego está hecho por españoles, me ha hecho mucha ilusión eso», apuntó El Rubius en otra ocasión. Además, el influencer ha llegado a firmar en la plataforma Steam una reseña en los siguientes términos: “Un juego simplemente brillante, con una aventura fascinante. No entiendo como no se habla más de este juego. Increíble, apoteósico, maravilloso, el acabose”. Y ahí no se quedan sus elogios. El Rubius ha prometido, durante sus directos, que no cederá en su empeño hasta completar los 100 finales de Reventure. Ahora bien, no ha sido el único. Otros youtubers consagrados, como Gona89 y DSimphony, comparten con sus innumerables suscriptores semejante misión.

Un homenaje a otros juegos
La alianza que Reventure entabla con el estilo pixel-art le concede una mayor importancia a la cantidad y la variedad de los contenidos que a su estética y se erige, por sí misma, en un homenaje a los videojuegos clásicos. Según explica Javier Cepa, “es un juego que combina un aspecto muy retro con unas mecánicas muy actuales e innovadoras, como las integraciones con Twitch, la generación de historias dinámicas, sus más de 100 finales distintos o los cambios persistentes en el mundo”.

“Los homenajes y parodias están desperdigados por todo el juego, con referencias a videojuegos de muchas épocas y estilos como Tetris, Fortnite, Bomb Chicken, Zelda, Metroid, Monkey Island, Pokemon o Mario”, adelanta Javier Cepa en alusión a los pequeños tributos que se van sucediendo. Entre estos cameos que beben de otras fuentes, se le concede también atención especial a conocidas películas y series -Juego de Tronos, Venom, Aquaman, entre otras- o incluso a memes bastante populares en Internet con los que, enseguida, se familiarizan los jugadores.

El germen de un concurso…
Reventure encuentra su germen más remoto en una competición online de videojuegos. Si se atiende a las explicaciones de su creador, Javier Cepa, “el primer prototipo de lo que luego sería Reventure se desarrolló durante la edición 40 de Ludum Dare, un concurso internacional a través de Internet en el que más de 3.000 participantes crean un pequeño juego en 48 horas”. “El tema del concurso era ‘cuanto más tienes, peor’ y, en base a esa premisa, creé individualmente un prototipo con seis finales distintos que logró una puntuación final muy alta y obtuvo el tercer puesto entre tantos aspirantes”, agrega Cepa.

…y el reconocimiento del sector ‘indie’
La estela de éxito que acompaña al juego de Pixelatto desde su lanzamiento también ha salpicado a los premios IDBA, que conceden los profesionales independientes del sector del videojuego. De hecho, Reventure suma tres nominaciones a estos galardones, que se entregan en Barcelona el próximo 28 de junio tras la celebración de la feria Gamelab. “Las categorías a las que hemos sido nominados -‘Queremos una secuela’, ‘Juego más viciante’ y ‘Juego más molón’ denotan el tono informal de la gala, pero el mero hecho de estar nominados ya supone un gran logro porque implica el reconocimiento de nuestros compañeros a nuestro trabajo y, con el nivel que hay en este país, eso significa muchísimo”, señala al respecto Javier Cepa.

Acerca de Pixelatto
Detrás de la impactante irrupción de Reventure resuenan el esfuerzo y los sueños con los que ha ido creciendo el sello que lo ha hecho posible, Pixelatto. Este estudio indie fue fundado en Málaga, a mediados de 2014, por un joven ingeniero industrial cántabro, Javier Cepa, quien también ejerce como profesor en el Máster de Videojuegos de la Universidad de Málaga y es socio fundador de la asociación local de creadores de videojuegos MálagaJam.

Desde sus inicios, Pixelatto siempre se ha nutrido de un reducido equipo de profesionales y su labor ha estado enfocada al diseño de producto y a la creatividad. La trayectoria de esta pequeña empresa es una carrera de fondo en la que la actividad desarrollada para la producción de sus propios proyectos ha sido autofinanciada, gracias al trabajo que se le prestaba a otros agentes del mismo sector. “No sólo hemos hecho videojuegos, también hemos creado herramientas para ayudar a otros creadores a desarrollar su creatividad y a crear juegos más fácilmente, o hemos ofrecido formación y consultoría, entre otros servicios”, recuerda su único socio fundador.

Mientras calibra la meta alcanzada por Pixelatto en el presente, Javier Cepa hace un concienzudo inventario de lo conseguido y mira al futuro sin renunciar a nada, con la coherencia como principal brújula: “Nos hemos buscado la vida para poder llegar, cada año un poquito más, a dedicarnos a lo que más nos gusta: hacer videojuegos con un sello propio. Aunque si recibimos algunas ofertas para crecer o expandirnos las escucharemos, lo más probable es que sigamos el mismo camino que hemos llevado hasta ahora y continuemos en esa senda indie».  

Ahora, justo un lustro después del nacimiento de la empresa, la filosofía de Pixelatto se proyecta como si se tratara de un fiel espejo sobre Reventure. Su juego más exitoso proclama sin pudor la esperanzadora certeza de que “a día de hoy, todavía es posible hacer un tipo de videojuegos menos centrados en la parte gráfica y más en la experiencia de los jugadores”, según asegura Javier Cepa.