Andalucía Económica

Más de 400 profesionales se dieron cita en el II Afterwork APD Málaga ‘Pasión por las personas’

Inma Puig, profesora de Evade, declaró durante su intervención que “Si hacienda supiera el verdadero valor del reconocimiento, empezaría a cobrarnos”. Por su parte, Xavier Marcet, presidente de Lead to Change, declaró que “Si estás rígido en tus capacidades, no improvisas en tus oportunidades”.

08 abril 2019
 

_GPV6647

_GPV6589

_GPV6571

_GPV6407

_GPV6402

Sigmund Freud sostenía que uno puede defenderse de los ataques, pero no de los elogios. “Somos adictos al reconocimiento, lo necesitamos como el aire que respiramos”, aseguraba Inma Puig, profesora de Esade, durante su intervención en el II Afterwork APD Málaga ‘Pasión por las personas’, organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) el pasado viernes 5 de abril en Puente Romano Marbella con la asistencia de más de 400 personas de diferentes empresas e instituciones. “Si hacienda supiera el verdadero valor del reconocimiento, empezaría a cobrarnos”,  bromeaba la autora de Revolución Emocional.
 

Empresas con alma
“Porque celebrar debería ser parte de un buen trabajo”, rezaba la convocatoria de esta singular experiencia APD que aunaba management, ocio y networking directivo. “Hay empresas con alma y otras que carecen de ella. Lo sabes, lo percibes no más entrar en sus instalaciones”, reflexionó sobre ello Xavier Marcet, presidente de Lead to Change, en su ponencia sobre suma de inteligencias. “Hay algo que cambia cuando las personas se ven como algo más que ejecutores de un negocio”. Tiene relación con la lógica humana, con la empatía, con el respeto. Aunque en realidad no se sabe a ciencia cierta a qué obedece, cuando no está, se nota. “Los líderes no solo deben aportar visión sino también y sobre todo, expresar propósito”, continuaba. “La cultura empresarial es eso que hacen tus trabajadores cuando nadie les ve” sostenía el autor del libro Esquivar la Mediocridad. 
 
El presentador de TV y humorista Dani Delacámara fue el encargado de dinamizar y darle el toque de humor a una velada que tenía por objetivo agradecer a los socios de APD y sus colaboradores, a la vez que poner en valor el esfuerzo diario de aquellos que le roban horas al calendario para ser mejores personas, mejores profesionales. “No hemos parado de reír y aprender” aseguraba Vanessa Delclós, directiva del Club de Marketing de Málaga. “Si estás rígido en tus capacidades, no improvisas en tus oportunidades”, puntualizaba Marcet. Se predica que el talento no es innato, es cultivado. Así lo entienden los casi 50.000 directivos que se dieron cita el año pasado en las convocatorias de APD. 
 
“El legado que dejamos, a nuestras empresas, a las personas que las componen; a la familia y a los amigos que nos rodean es significativo para nuestra propia satisfacción y realización personal”, comentaban desde la organización. “Lo que hacen los que están al frente es determinante para su credibilidad. Los líderes de verdad son los que llenar las agendas de sentido”, aseguraba Xavier Marcet mientras insistía en que “necesitamos más estrategia y menos planificación”, apoyarnos en la innovación para “crear empresas ambidiestras que no solo sepan explotar, sino también explorar futuros”.
 
Y eso es solo posible si el equipo que tenemos nos acompaña de verdad. “Debemos ser capaces de adelantarnos y saber qué quiere nuestro cliente y que no sabe expresarnos”, insistía.
 
En la misma línea se mostraban los patrocinadores del evento, Puente Romano Marbella, Les Roches, Cesce, Nortempo y Sanitas, todos empresas de servicios, en las que la centralidad del cliente es un imperativo. “Lo importante es cómo te han sentir las personas en su lugar de trabajo, la experiencia que te hacen vivir”, exponía Jorge Manzur, director general de Puente Romano Marbella, fiel defensor de la proximidad y genialidad de cada una de las personas que integra el resort de lujo que dirige en la actualidad. “Para que tus trabajadores den lo mejor que tienen a tus clientes, tienes que saberte el nombre hasta de la chica o chico de la limpieza”. Eso debe ser liderazgo, reconocer a cada una de las personas que forman parte de tu organización, estén en operativa o en estructura. 
 
“En Les Roches Marbella educamos personas para que sean excelentes profesionales, con alma, con valores. Porque las personas son el único activo de la empresa capaz de fusionar innovación, conocimiento y pasión. La fórmula del éxito”, comentaba Carlos Díez de la Lastra, CEO de una de las instituciones académicas más prestigiosas del mundo en el ámbito de la alta hotelería, a la que cada año acuden a formarse más profesionales de hasta 82 nacionalidades. A la afirmación se sumaban Miro Taboada, director territorial de Nortempo, una empresa por y para las personas, que recién aterriza en Andalucía, “nos apasionan las personas, son nuestra razón de ser”; Antonio Cantó, director territorial de Sanitas, para el que “no hay transformación ni digitalización ni avance que no pase por las personas”, y Álvaro Portes, director territorial de Cesce, que insistía en la necesidad de la unidad de los equipos para sortear posibles obstáculos en el camino. “Ayuda y déjate ayudar”. El valor de la experiencia puesto al servicio de los demás. Nada más legítimo y humano.
 

Personas cuidadas versus personas deterioradas
Volvemos al reconocimiento y a la cultura empresarial. “Si no cuidas a una persona se convierte en deteriorada y una persona deteriorada no rinde lo suficiente”, comentaba la que fue psicóloga de las estrellas y jóvenes talentos del F.C. Barcelona durante más de quince años.
 
“La empresa de hoy debe combinar la gestión de su negocio con una continua exploración de lo que está pasando en el mundo. Debe adaptarse a la nueva realidad y debe hacerlo con agilidad y rapidez” continuaba Marcet, a la vez que remarcaba la autenticidad como factor diferencial. “Que el gap entre lo que se proclama y lo que se hace sea el menor posible. Sin autenticidad la mediocridad está servida”, sentenciaba. “La mayoría de los cambios fracasan por la incapacidad de transformar las culturas, porque la gente entiende que el cambio es algo ajeno a ellos”. 
 
Sin lugar a dudas, “el talento atrae el talento y predispone a crecer, hoy saldremos de aquí un par de centímetros más altos”, comentaba Aiste Chomiciute, responsable de APD en Andalucía Oriental, en la apertura del encuentro que protagonizó junto a Felipe Medina, director general de APD en la Zona Sur de España, quién no sólo agradeció el apoyo de los patrocinadores, sino de los verdaderos anfitriones, cada uno de los presentes. 
 
El valor de la persona, en su puesto de trabajo, sea arriba o abajo, en su entorno social y familiar, es el que le otorgamos. Será la calidad de nuestra mirada la que determine, en parte, el éxito o el fracaso de aquél al que miramos. Inma Puig señalaba que “hay pocas cosas que nos emociones más que ver al otro emocionado. La práctica nos demuestra que lo que se hace sin sentimiento muere por el camino” .
 
La velada, en cuya convocatoria participó e CIT Marbella, Andalucía Lab, AJE Málaga y Andalucía Económica, concluyó con una serie de Corners de Networking en los que los asistentes pudieron degustar, disfrutar, conocerse y compartir impresiones. Para su puesta en marcha, APD contó con la colaboración de Puente Romano Marbella, Frutas Eladio, la distribuidora Bacardí y Narbona Solís, Inés Rosales, Vodka Green Goose, San Miguel, Coca-Cola e Ibéricos Selección Covap.  

Sobre APD en Andalucía
APD en la Zona Sur arranca su actividad en enero de 2008. Desde entonces no ha parado de crecer cada año; tanto en número de actividades como en asociados. Ha pasado de realizar 12 actividades anuales a poner en marcha más de 80 convocatorias dando servicio a toda la Comunidad de Andalucía. Con sede en Sevilla y una delegación en Málaga que da servicio a toda Andalucía Oriental, la Zona Sur de APD cuenta con más de 270 empresas asociadas que se benefician de sus encuentros para dar respuesta a las necesidades de actualización y formación constante de las primeras líneas de mando. Más de 5000 directivos se dieron cita el año pasado en sus convocatorias.