Andalucía Económica

Kaura Coproducts inicia la instalación de un sistema de depuración que reduce coste ambiental y emisiones

El reactor biológico de membranas ahorra el agua consumida y reduce olores.

13 marzo 2019
 

La empresa sevillana Kaura Coproducts, dedicada a la producción de proteínas y grasas para alimento de mascotas y acuicultura, ha iniciado la instalación de una técnica de depuración de agua que permitirá un cumplimiento en esta materia más allá de lo establecido por su autorización ambiental integrada. El uso de un reactor biológico de membranas (MBR), que empezará a funcionar en junio, logrará una calidad mayor del efluente, y la disminución en un porcentaje altísimo de las emisiones de olor.

_1PE8565

Esta agua la utiliza Kaura Coproducts, empresa en Salteras, para refrigerar sus circuitos de producción, aspecto que asimismo consigue un beneficio ambiental nítido, pues evita extraer 60.000 metros cúbicos del acuífero cada año.

El nuevo proceso completo de depuración, que desarrolla la empresa especializada AEMA, consistirá, en una primera fase, de un tratamiento biológico mediante desnitrificación /nitrificación doble, seguido de un biorreactor de membranas MBR  para el tratamiento de los efluentes líquidos.

El proceso de desnitrificación/nitrificación doble considerado por AEMA para la eliminación de alto contenido en nitrógeno de las aguas residuales, permitirá mejorar el proceso de desnitrificación, con la inclusión, entre otros elementos, de varias etapas de desnitrificación.

Los reactores biológicos de membrana (MBR) tienen especial interés debido a la acción combinada del tratamiento biológico del reactor y la filtración mediante membranas (separación física). Las principales ventajas de un sistema MBR en comparación con los sistemas convencionales de lodos activados son:

– Necesidad de menor volumen de reactor debido a la mayor concentración de sólidos.

– Desarrollo de biomasa especializada en degradar compuestos, muy interesante para el tratamiento de efluentes que presentan sustancias difíciles de degradar.

– Mayor estabilidad ante sobrecargas de picos de caudal, o cambios bruscos en el efluente.

– Aumento de la calidad del efluente. Se consiguen rendimientos muy superiores en eliminación de compuestos orgánicos, nutrientes y microorganismos.

Compromiso
El compromiso ambiental de Kaura Coproduts es patente en muchos aspectos. La empresa firmó con los Ministerios de Economía y de Agricultura y Medio Ambiente el decálogo que la compromete en su apuesta por una producción que reduce el uso de recursos, favorece la producción sostenible, y va más allá del beneficio económico, mirando a la ciudadanía de su entorno.

El llamado Pacto por la Economía Circular lo han firmado 249 empresas españolas, de ellas 11 en Sevilla. Kaura es la primera andaluza de su sector en sumarse a este acuerdo, que nace impulsado por la Unión Europea, en concreto a través de la Estrategia Europea de Crecimiento 2020, y la Hoja de ruta hacia una Europa eficiente en el uso de recursos.

También ha medido la huella de carbono de sus actividades, que en un primer análisis ascendió a 15.000 toneladas de CO2 equivalentes. Tras el cómputo, y con el apoyo del equipo de la consultora Ecoterrae, planificará un plan de medidas que reduzca esa cantidad lo máximo posible. Es de destacar que la empresa ya tenía instalada en su línea de producción una tecnología que emite el 50% menos de CO2 que las industrias similares.

Kaura Coproducts se compromete de esta manera más allá del cumplimiento de la legalidad, marcada en su caso por el estricto articulado de la Autorización Ambiental Integrada que le ha renovado la Junta de Andalucía. La seriedad con que Kaura apuesta por la gestión responsable de recursos y la revalorización de residuos dentro de una economía circular, le ha permitido crecer internacionalmente hasta tener clientes en varios continentes.

Kaura tiene su sede central en Salteras e instalaciones en Mérida (Badajoz), Aznalcóllar y Pedrera (ambos en Sevilla), Jabugo (Huelva), y Totana (Murcia). La empresa –responsable de las marcas Renfeed, Renbio, Renfat y Renpork– suma más de 75 años de existencia. En su planta de Salteras ocupa a más de ochenta trabajadores y genera alrededor de 200 empleos indirectos.

Su objetivo principal es la elaboración de harinas cárnicas –la marca Renfeed– derivadas de subproductos avícolas para alimentación de mascotas y de acuicultura, siendo una de las empresas líder en España en este sector. La marca Renfeed ha logrado el certificado GMP+ para evitar los posibles casos contaminación y mala praxis en el sector agroalimentario, estandarizando criterios de valoración de los procesos productivos. Es la única empresa de su ámbito que lo posee en España.

La marca RenBio se centra en la retirada y reciclaje de animales que no llegan a matadero. Tiene un papel fundamental por la eliminación de riesgos sanitarios, pero también en el medioambiente, porque los productos resultantes de la revalorización de estos residuos sirven para biodiésel y para la coincineración en cementeras, contribuyendo en ambos casos a disminuir las emisiones de CO2 y con ello el efecto invernadero que produce el calentamiento global y el consiguiente cambio climático.