Andalucía Económica

Itálica quiere ser más universal

El Conjunto Arqueológico de Itálica bien merece ser visito. En esta ocasión, hemos requerido los servicios de la agencia local de turismo Descubre Santiponce. Los guías Eugenio Villareal y María Luis Moreno nos acompañan en la visita para desentrañar la historia de este histórico lugar que hoy aspira a ser declarado Patrimonio de la Humanidad

19 septiembre 2018
 

El Conjunto Arqueológico de Itálica bien merece ser visito. En esta ocasión, hemos requerido los servicios de la agencia local de turismo Descubre Santiponce. Los guías Eugenio Villareal y María Luis Moreno nos acompañan en la visita para desentrañar la historia de este histórico lugar que hoy aspira a ser declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El proyecto Itálica Patrimonio Mundial se inició formalmente el 10 noviembre de 2016 y su candidatura ‘Itálica, de emperador a emperador’, se presentó el 1 de junio de 2017. Actualmente, el proyecto se encuentra en su segunda etapa que incluye una campaña de comunicación y el inicio del proceso administrativo que requiere la entrada en la Lista de Patrimonio Mundial de Unesco. El objetivo a corto plazo es entrar en la Lista Indicativa en enero de 2019.

candidatura-italica

DSC_0065

conjunto

DSCF0503

DSCN0127

Los orígenes de Itálica se remontan al año 206 a.C., cuando el general Publio Cornelio Escipión ‘El Africano’, en el contexto de la segunda Guerra Púnica, derrotó a los cartagineses en la Batalla de Ilipa –en Alcalá del Río– y estableció un destacamento de legionarios y heridos en el Cerro de San Antonio, ‘en una ciudad que llamó Itálica, tomando el nombre de Italia’. En el lugar ya existía una población turdetana desde el siglo IV a.C. Si bien al principio ambas comunidades convivieron en este espacio próximo al río Betis, pronto el elemento romano impuso sus modos sociales y políticos. En la segunda mitad del siglo I a.C., la ciudad adquiere el estatuto municipal y, pasado el tiempo, durante el gobierno del emperador Adriano (117-138 d.C.), el de colonia, con lo que se equipara administrativamente a la metrópoli. Itálica fue la primera ciudad romana fundada en Hispania.

La ciudad romana, se ubica en el Bajo Guadalquivir, a medio camino entre Sevilla (Hispalis) y Alcalá del Río (Ilipa), en la actual Santiponce, muy próxima a las rutas que conectaban con la zona de explotación minera de la Sierra Norte de Sevilla y Huelva. Desempeñó un importante papel estratégico, tanto en lo político-militar, como en lo económico, durante el Alto Imperio Romano. Prueba de ello es que llegó a llegó a tener casi 10.000 habitantes y a ocupar una superficie aproximada de 52 hectáreas, 14 has. la ciudad antigua (vetus urbis) –hoy situada debajo del municipio de Santiponce– y 38 hectáreas la parte nueva o ampliación adriaena –lo que conocemos como Conjunto Arqueológico de Itálica, que contaba con 50 edificaciones (termas, asociaciones, templos…)–. Estaba protegida por una muralla de 4.000 metros de perímetro con torres cuadradas cada 35 metros y cuatro entradas en los puntos cardinales.

Itálica fue cuna de los emperadores Marco Ulpio Trajano –primer emperador provincial– y Publio Elio Adriano –su sobrino nieto, nacido en Roma, que vivió su juventud en Itálica–, y punto de origen de buena parte de los senadores de la época. El periodo de mayor esplendor de la ciudad corresponde a los reinados de ambos emperadores, sobre todo, Adriano, en el que destaca la gran ampliación urbana en honor a su tío Trajano –triplicándose su perímetro– y su transformación como colonia. Trajano consiguió expandir el imperio hacia Europa del este; mientras que Adriano contribuyó a consolidar el imperio y sus fronteras.

La ciudad cuenta con un anfiteatro del siglo II d.C. que es el más grande de España, con capacidad para unos 25.000 espectadores. Es uno de los mayores conservados del Imperio Romano, que sigue el modelo del Coliseo de Roma. En él se realizaron los espectáculos de gladiatorios y luchas con fieras, aparte de ser exponente del poder imperial. Tal y como nos explica Eugenio y María, los espectáculos eran gratuitos, se sufragaban con los impuestos que se cobraban a los ciudadanos. No había un calendario de espectáculos establecido, dependía de la cantidad de fondos que tuvieran las arcas públicas o bien de la persona que gobernase. Solían celebrarse con el cambio de estaciones o para conmemorar algún acontecimiento importante. Se realizaban recreaciones de batallas, montaban escenografías, lo que venía a ser propaganda del imperio.

El anfiteatro contaba con tres graderíos o caveas –actualmente se conserva la mitad–. Los espectadores se sentaban en función de su condición social. El público desconocía lo que iba a ver, siendo el factor sorpresa muy importante en el acontecimiento. Por las mañanas, se celebraban las cacerías de animales (tigres, leones, osos, toros, ciervos, jabalíes…) y por las tardes, los juegos con gladiadores.

La mayoría de los gladiadores eran esclavos de las conquistas que tenían amos. Algunos obtenían la libertad con determinadas victorias alcanzadas. Otros eran considerados como hoy día un futbolista de élite, atraían a las masas, eran conocidos en todo el imperio. Algunos llegaron a amasar mucho dinero. Los ganadores salían por la puerta triunphalis, mientras que los caídos o fallecidos lo hacían por la puerta libetinensis del anfiteatro.

Otro espacio para el entretenimiento en la ciudad de Itálica era el teatro, que es el edificio de espectáculos más antiguo de Itálica, construido durante el reinado de Augusto y ampliado bajo el de su sucesor el emperador Tiberio, ubicándose actualmente en el casco antiguo de Santiponce. En época de Adriano, se construyó en la zona del pórtico posterior del teatro un templo dedicado a la diosa egipcia Isis, uno de los mayores del Occidente romano. Tenía una capacidad para 3.000 personas, también era gratuito y los asistentes se sentaban en función de su clase social. Actualmente, el espacio acoge dos festivales de teatro, uno en primavera y otro en verano.

Actualmente, el Conjunto Arqueológico de Itálica muestra al visitante da la posibilidad de pasear por el trazado de lo que fueron sus calles, es lo que conocemos como ciudad nueva o barrio residencial. Se observa el sistema de alcantarillado o cloacas para la evacuación de aguas residuales y alguna tubería de plomo que se conserva también de la época que abastecía a las fuentes públicas y a algunas casas particulares.
La ciudad sigue el trazado ortogonal romano, a modo de tablero de ajedrez, con la calle principal o cardo máximo –une norte con el sur– y el decumano máximo –este y oeste–. En el cruce de ambos, se situaba el foro o plaza pública romana, que actualmente se encuentra debajo de Santiponce. Las calles tenían galerías comerciales. La calzada está hecha de piedras stratas, traídas de Tarifa a través del río. En algunas de ellas, podemos apreciar un dibujo de una tabula lusoria, el famoso juego del tres en raya.

Además de unas termas mayores de Adriano de 30.000 m2, parcialmente excavadas, Itálica cuenta con restos de varios edificios emblemáticos como la Casa del Planetario, la de Neptuno o la de los Pájaros. Destacamos estas dos últimas:

• Casa de Neptuno: llamada así por el mosaico que contiene dedicado al dios del mar. Era una especie de club, cofradía o asociación. Tenía 6.000 m2 en dos plantas. Contaba con unas termas con piscina de agua caliente (caldarium), agua templada (tepidarium) y agua fría (frigidarium), además de sauna (sudarium) y vestuarios (apoditerium).

• Casa de los Pájaros: recibe este nombre por el mosaico que contiene, uno de los más ricos por su variedad cromática. Era una domus patricia de 1.700 m2, con dos plantas, distribuidas en torno a varios patios. Tenía locales comerciales –un horno de pan, algo visible–. La parte íntima de la casa se localizaba al fondo, con dormitorios de invierno y de verano. La casa tenía comedor, cocina, despensa, despacho… Los mosaicos se situaban en las zonas nobles de la domus. Es apreciable un pequeño altar doméstico consagrado a los dioses lares.

Repercusión serie ‘Juego de Tronos’
Itálica fue escogida por la serie estadounidense ‘Juego de Tronos’, de la cadena de cable HBO, para rodar el último capítulo de su séptima temporada, para cuya grabación el complejo estuvo cerrado del 17 de octubre al 16 de noviembre de 2017; y, por segunda vez, del 23 de abril al 27 de mayo de 2018, para grabar contenidos de la octava. En total, Itálica aparece durante 26 minutos del episodio de la séptima temporada, lo que supone una promoción del complejo sin precedentes. La grabación se produjo en tres puntos clave de Itálica: el sendero boscoso situado a la derecha del anfiteatro; el cardo maximus; y el propio anfiteatro, que se visiona durante 22 minutos. Precisamente, este capítulo batió récord de audiencia, siendo el más visto de la historia de la serie, que, a su vez, es la más vista de HBO.

La repercusión de ‘Juego de Tronos’ es tal que el conjunto arqueológico incrementó su afluencia un 43% tras salir en la serie hasta alcanzar las 194.465 visitas, frente a los 135.601 que registró en 2016, siendo el espacio que más creció en Andalucía en 2017. Aun así, Itálica sigue sin ser el más concurrido de estos espacios. Esta lista la encabeza la Alhambra y el Generalife –con 2.704.930 visitantes–; la Sinagoga de Córdoba –más de 600.000 visitas–; el Teatro Romano de Málaga (369.200); la Alcazaba de Almería (284.504) y los dólmenes de Antequera –con más 200.000 visitantes, confirmando su crecimiento desde su designación como Patrimonio Mundial de la Unesco–. Tras los dólmenes, se posiciona Itálica en sexto lugar. El conjunto también ha sido plató de rodaje este año de la serie ‘La Peste’.

Festivales
La Junta de Andalucía continúa con su programa Teatros Romanos de Andalucía –iniciado en 2013 en los teatros de Málaga, Baelo Claudia (Cádiz) e Itálica– con el objetivo de poner en valor el pasado romano andaluz. El programa incluye la puesta en marcha de un ciclo denominado ‘Flamenco Patrimonio’, que se representa junto al ya tradicional ‘Festival de los Teatros Romanos de Andalucía’.

Así, la programación del presente verano en el Teatro Romano de Itálica ha traído a artistas como Antonio Molina ‘El Choro’, Mª del Mar Moreno, David Palomar, Dani de Morón, Marina Heredia, Jesús Méndez, Angelita Montoya o Miguel Ángel Cortés en lo que se refiere al ciclo Flamenco Patrimonio.

En cuanto al Festival de los Teatros Romanos de Andalucía, se desarrolla en los meses de julio y agosto. El Teatro Romano de Itálica también acoge anualmente en primavera el Festival Juvenil de Teatro Grecolatino.

Curiosidades
• En el lado este del anfiteatro, se extiende una explanada pavimentada con losas de granito rosa, costeada por Mussolini con motivo de la Exposición de 1929.

• A finales del siglo IV, los romanos empiezan a abandonar la ciudad porque el terreno era malo –arcilloso– y no se podían restaurar las casas. Tampoco había dinero –época del bajo imperio–.

• Originariamente, el municipio de Santiponce estaba ubicado en la zona del Alamillo, siendo el pueblo más pegado al río. No obstante, sufrían muchas inundaciones, por lo que en el siglo XVII sus habitantes pidieron cobijo a los monjes del Monasterio de San Isidoro del Campo para instalarse en tierras altas del monasterio donde construyeron el pueblo, encima de la vetus urbes.

• En el siglo XVII, se publicó un edicto que permitía coger piedras de Itálica para la construcción de un dique y de la carretera nacional 630, procediendo a la voladura del anfiteatro.