Andalucía Económica

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación acredita el proyecto de investigación de Oleoestepa sobre el alperujo como compost orgánico

Se trata de un proyecto de I+D que reafirma el compromiso de la sociedad cooperativa con la conservación del entorno y se suma a las técnicas de producción sostenible ya implantadas.

30 julio 2018
 

El proyecto de investigación puesto en marcha en el 2015 por el departamento de I+D+i de Oleoestepa con el que se busca valorizar el alperujo como compost orgánico acaba de obtener la inscripción en el Registro de Productos Fertilizantes de Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, con el nombre comercial de: ‘Compost Oleoestepa’. Este hecho supone un reconocimiento legal del compost, al amparo del R.D. 506/2013, de 28 de junio, como un fertilizante autorizado indicado para Agricultura Ecológica pues ha obtenido la mayor calificación posible en calidad (Tipo A).

patio logo con ramas olivos 2 web

El alperujo es una mezcla de pulpa, piel, hueso y agua de vegetación, y es considerado como un subproducto resultante del proceso de extracción del aceite de oliva. Con este proyecto de I+D+i se convierte en un fertilizante orgánico, cerrando así el ciclo productivo del aceite de oliva ya que se devuelve al campo en forma de abono lo que se retiró durante la cosecha.

Para el desarrollo de este proyecto Oleoestepa construyó una planta piloto de compostaje de alperujo y restos de biomasa del olivar con una capacidad para procesar 1.000 toneladas de alperujo. Durante estos años, en dicha planta se han estado llevando a cabo diferentes ensayos piloto de compostaje para determinar la receta, el manejo y la rentabilidad económica óptima de este proceso de trasformación de un subproducto de la industria oleícola en abono natural orgánico para el propio olivar u otros cultivos ecológicos.

El propósito último de este proyecto es hallar una nueva alternativa viable al destino tradicional del alperujo, bien a la extracción del aceite de orujo crudo, bien a la cogeneración energética de dudosa rentabilidad debido a los continuos recortes de las primas económicas que se recibe por la generación y venta de electricidad, así como a la tendencia al alza de los precios de los abonos de síntesis, muy dependientes del precio del petróleo. La fertilización con compost de alperujo podría complementar, y en algunos casos llegar a sustituir a los abonos de síntesis y optimizar la rentabilidad de las explotaciones a medio plazo.

Se trata, por tanto, de un proyecto con una importante relevancia económica y medioambiental que, en palabras de Álvaro Olavarría, director gerente de Oleoestepa, “reafirma el compromiso de la sociedad cooperativa con la conservación del entorno y se suma de esta manera a las técnicas de producción sostenible que se aplican en el 100% de los olivares de nuestros socios”. Además, Olavarría apunta que “la autogestión de este subproducto abriría la puerta a una nueva actividad económica para Oleoestepa, generando mayor rentabilidad para el socio, nuevos puestos de trabajo y riqueza para la comarca. Esperamos que en muy poco tiempo todas nuestras almazaras cuenten con su propia planta de compost”.

Sobre Oleoestepa
Oleoestepa es una sociedad cooperativa productora y comercializadora de aceite de oliva virgen extra con 30 años de actividad. Cuenta con 17 almazaras asociadas ubicadas en las provincias de Sevilla y Córdoba. Esta cooperativa produce y comercializa las marcas Oleoestepa, en sus variedades hojiblanca, arbequina y Selección; y en la línea gourmet, Estepa Virgen; y Egregio (ecológico).

Oleoestepa agrupa a más de 5.500 agricultores con más de 54.000 hectáreas de olivar, que han producido en la pasada campaña más de 30.000 toneladas de aceite, con niveles óptimos de calidad. La apuesta decidida desde sus inicios por la excelencia en el aceite de oliva se refleja en el hecho de que Oleoestepa sólo envasa aceite de oliva virgen extra, es decir, la categoría superior del aceite de oliva, siendo esto viable gracias a la implantación de un sistema de producción integrada con el que protege el medioambiente y logra producir campaña tras campaña como virgen extra el 89% de su producción total.

El modelo productivo de Oleoestepa basado en la búsqueda de la máxima excelencia y en un aceite de oliva virgen extra donde prima la calidad por encima de la cantidad, se ve recompensado con premios y reconocimientos a la calidad de sus vírgenes extras, situándose como productor líder de aceite de oliva virgen extra de alta calidad.

Opera en todo el territorio nacional y exporta a países de la Unión Europea, así como a China, Japón, México, Canadá y Estados Unidos, entre otros países.