Andalucía Económica

El Ayuntamiento de Sevilla invierte dos millones de euros en la ampliación de la estación de gas natural

También programa la adquisición de 100 nuevos vehículos en tres años para Tussam. “Con estas inversiones mejoramos el servicio que se presta a la ciudadanía y los vehículos que realizan los servicios, renovamos la flota y reforzamos la apuesta de esta empresa y del Ayuntamiento por el cumplimiento de los objetivos de reducción de las emisiones y de lucha contra el cambio climático”, ha explicado el alcalde.

16 marzo 2018
 

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, el delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, y el gerente de Tussam, Rubén García, han visitado la nueva estación de carga de Gas Natural Comprimido construida por la empresa de transportes con una inversión total de 1,8 millones de euros. Esta obra, que se ejecuta en dos fases, se enmarca dentro de la estrategia de reducción de las emisiones contaminantes, de ahorro en combustible y de mejora de la flota en la que está inmersa la empresa pública.

foto tussam

La nueva estación de gas natural se ha ejecutado en su primera fase con una inversión de 1,2 millones de euros que han permitido realizar toda la obra civil y de tuberías necesarias incluyendo un compresor con una potencia de 3000 metros cúbicos a la hora que es en estos momentos el mayor de España. En una segunda fase, ya en 2019, se invertirán otros 600.000 euros. Con esto aumentará progresivamente el número de vehículos que podrán realizar el repostaje rápido hasta alcanzar los 300 vehículos en horario nocturno.

Esta medida responde a la estrategia de inversión en mejora de los vehículos y sostenibilidad puesta en marcha por el Ayuntamiento en este mandato después de que las inversiones quedaran paralizadas entre los años 2011 y 2015. Así, entre 2015 y 2018 se han realizado ya inversiones por un importe de 30 millones de euros que han permitido la adquisición de más de 100 vehículos nuevos. A esto se suma el contrato ya aprobado por Tussam para una nueva inversión de 30 millones de euros en otros 100 vehículos hasta 2020.

“Con estas inversiones mejoramos el servicio que se presta a la ciudadanía y los vehículos que realizan los servicios, renovamos la flota y reforzamos la apuesta de esta empresa y del Ayuntamiento por el cumplimiento de los objetivos de reducción de las emisiones y de lucha contra el cambio climático”, explicó el alcalde de Sevilla, Juan Espadas.

En este sentido, el alcalde destacó que en el inicio del mandato la edad media de la flota se situaba en torno a los 10 años y, tras las inversiones ejecutadas hasta ahora y los 30 autobuses nuevos previstos para 2018, se reducirá a 9 años. El objetivo para 2020 es alcanzar los 8,2 años de media de antigüedad.

En esta flota además se dispara el porcentaje de vehículos de Gas Natural Compromiso que se sitúa en los niveles más altos de empresas de transporte urbano de España. Así, si en el inicio del mandato apenas un 30% usaba GNC, en estos momentos la cifra ya supera la mitad de la flota y para 2020 se habrá llegado al 75%.

“Esto nos permite una reducción sustancial de emisiones contaminantes a la atmósfera”, apuntó el alcalde. De hecho, hasta ahora se ha conseguido una reducción de 196,9 toneladas de CO2 al año y el objetivo para 2020 será alcanzar una reducción de 291 toneladas de CO2 anuales.

El alcalde, además, estuvo acompañado de los representantes sindicales de Tussam a quienes agradeció su esfuerzo y su trabajo en la negociación del nuevo convenio colectivo que tras la consulta realizada entre los trabajadores fue aprobado por la unanimidad de los sindicatos con representación en la empresa.