Andalucía Económica

Ruta por la Sierra de Huelva: un recorrido de colores y sabores

Proponemos una ruta por el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, en Huelva. En concreto, recorremos algunos de los principales reclamos turísticos de algunos de sus pueblos más conocidos, cuna del jamón de Jabugo y de otros manjares gastronómicos.

21 febrero 2018
 

La sierra de Huelva vive una de sus mejores épocas: el otoño. Una estación en la que el color se convierte en protagonista absoluto del campo, con sus verdes de encinas y alcornoques y sus tonos amarillos de castaños. Es época de setas, de lluvias, también de mañanas soleadas y de chimeneas encendidas en cortijos encalados, siempre con los buenos sabores del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, que giran en torno al cerdo, sus carnes, jamones y embutidos, pero también sus verduras, sus mermeladas e inclusos sus vinos –actividad de corto recorrido, pero gran proyección–.

Foto0288

main_image_43808_jpeg_800x600_q85

mezquita-Almonaster

DSC03219

Empezamos nuestra ruta en Aracena, municipio principal de esta comarca, para visitar sus inigualables Grutas de Las Maravillas. La gruta está situada en pleno casco urbano de Aracena. Se accede por la carretera N-433 desde Sevilla o Portugal y desde la N-435 desde Extremadura o Huelva.

La gran extensión de sus lagos, la abundancia y variedad de formaciones, y la longitud de su desarrollo hacen de este complejo subterráneo un conjunto de gran belleza y vistosidad. Descubierta a finales del siglo XIX, fue en 1914 cuando se abre al público como la primera cueva turística de España. Formaciones estalactíticas, estalagmitas, columnas, gours, coladas, pisolitos, excéntricas, cortinas… todo un mundo que la persistencia del agua, la piedra y el tiempo han ido conformando para que la imaginación humana, pueda sentir la dimensión exacta de la naturaleza. Diseminadas a lo largo de un recorrido circular, con galerías que se sobreponen en 3 niveles de alturas diferentes, arrulladas por el silencio que el agua de sus lagos es capaz de proponer, por el soniquete mágico que el perseverante goteo desde las alturas marca como un compás del tempo geológico de la tierra, las sorpresas se presentan a sus visitantes.

Continuamos en Aracena para visitar el Museo del Jamón de Aracena, también Centro de Interpretación del Cerdo Ibérico, concebido para proporcionar información y difundir, de manera didáctica, toda una cultura milenaria y serrana heredada de padres a hijos. A través de sus siete salas, el visitante irá descubriendo al gran protagonistas de este centro: el cerdo. Irá conociendo el proceso de crianza, su vida en la dehesa, su alimentación, la matanza tradicional e industrial, el proceso de curación y elaboración, así como el proceso de maduración en bodega.

El museo se encuentra situado en pleno centro urbano de Aracena, a escasos 150 metros de La Gruta de Las Maravillas, y ubicado físicamente en un edificio de más de 1.600 m2; donde el visitante tendrá también la oportunidad de descubrir uno de los ocho puntos de información micológica de nuestra Comunidad autónoma.
Para endulzar la mañana, le proponemos visitar la más que centenaria confitería Rufino, también en Aracena. Creada en el año 1875, son sucesores de la dulce tradición artesana que inició Rafael Rufino, que hoy mantiene la cuarta generación de la familia en una labor cuyo proceso apenas ha cambiado a lo largo del tiempo.

Alájar
Continuamos nuestra ruta por la sierra onubense en Alájar para visitar la Peña de Arias Montano, un monumento de la naturaleza de gran valor paisajístico e histórico. Lugar consagrado al culto de Nuestra Señora la Reina de los Ángeles, cuya ermita es uno de los centros de peregrinación más importantes de Andalucía, aquí vivió el famoso humanista Benito Arias Montano, que le dio nombre al lugar.

La peña comprende varios puntos de interés, por un lado, la ermita de la Reina de los Ángeles. Del siglo XVI, es un heterogéneo edificio formado por agregaciones a un pequeño templo. Consta de nave, presbítero y camarín, además de sacristía, vivienda y anexos. La nave, con fuertes deformaciones en planta, tiene dos arcos transversales apuntados, que arrancan de pilares adosados.

Por otro lado, se encuentra el campanario y las garitas. Situada al borde de la meseta donde se asienta la ermita y asomándose al enorme balcón, se encuentra una pintoresca espadaña (campanario) de estilo neoclásico (reconstruida tras la destrucción por un rayo) acompañada por sendas garitas apilastradas, de planta circular y bóveda de media naranja, ambas de origen desconocido pero de estilo renacentista.

También encontramos la portada almohadillada, también llamada Arco de los novios. Situada delante de la ermita, consta de dos semicolumnas y un arco, además de las mochetas en derrame y unos arranques de muros a modo de contrafuertes. La leyenda popular dice que la pareja que pase debajo cogida de la mano se casarán.

También en el lugar encontramos el Centro de Interpretación de Arias Montano, en él podemos conocer mejor cómo era y cómo vivía este ilustre humanista de tiempos del rey Felipe II.

Una vez visitada la peña, podemos bajar y visitar el pueblo que conserva muy bien la arquitectura típica serrana y almorzar en algunos de sus restaurantes, como ‘El Corcho’, un auténtico museo cuyos techos y paredes se encuentran ornamentados con este material tan popular en la sierra de Huelva.

Almonaster y Cortegana
Si nos quedan fuerza, podemos continuar nuestra visita y hacer parada en Almonaster la Real, municipio de gran belleza, donde podremos visitar en la parte más alta del municipio su mezquita, construida entre los siglos IX y X. Fue levantada sobre los restos de una basílica visigoda del siglo VI. Después de la reconquista fue convertida en ermita. De estilo romano, almohade y gótico, la mezquita de Almonaster fue clasificada como monumento histórico en 1931, siendo la única mezquita en España que ha llegado prácticamente intacta hasta nuestros días en una zona rural.

Y acabamos nuestro tour en Cortegana, segunda municipio en importancia de la sierra onubense, que cuenta en su cima con su famoso castillo, protagonista de las Jornadas Medievales que celebran anualmente en agosto, con gran éxito de público, y que ya van por 22 ediciones. Les proponemos hacer noche en este bello pueblo serrano y alojarse en el Hotel Sierra Luz 3* que cuenta tanto con habitaciones como con apartamentos rurales. Además, en sus instalaciones también encontrará mesón restaurante, cafetería, piscina climatizada, centro de fisioterapia y fisioestética y el Jardín de los Sentidos.