Andalucía Económica

La Unión abre unas nuevas instalaciones en La Cañada

La comercializadora hortofrutícola se consolida en el Levante almeriense. Con este nuevo centro de comercialización, La Unión amplía su estructura de atención a los agricultores superando los 25 centros repartidos entre Almería y Granada.

11 enero 2018
 

El centro, situado en la Carrera del Mamí (frente a las instalaciones de Rijk Zwaan), ya se encuentra en pleno funcionamiento y se encargará de dar servicio a todos los agricultores de la zona. La Unión pone a su disposición un modelo comercial de éxito, que ofrece a los agricultores solvencia y seguridad en precio.

la union-la cañada

Este nuevo centro de La Unión en La Cañada servirá para dar servicio a los centros comercializadores de tomate de La Unión: Primores y ParqueNat, en el poniente y levante almeriense respectivamente. Esto convierte a La Unión en un referente internacional de tomate y uno de los primeros comercializadores de tomate en España.

El principal producto de este nuevo centro será el tomate de La Cañada, reconocido por su calidad y sabor, pero se abrirán las puertas a la comercialización de toda la gama productos hortícolas.

El modelo de comercialización de La Unión se caracteriza por su gran servicio al agricultor y su garantía en precios, esto ha hecho que cada vez sean más los agricultores que se unen a él y lo que le ha permitido extenderse por todo el sureste español.

El director general de La Unión, Jesús Barranco, también se ha pronunciado sobre la apertura de estas nuevas instalaciones en La Cañada, señalando que “ofrecemos a los agricultores la fuerza de la integración de la oferta para alcanzar una dimensión que nos haga ser aún más competitivos y poder afrontar nuevos proyectos comerciales y de investigación junto a ellos”.

Sobre La Unión
En la actualidad, La Unión es la empresa líder en comercialización de productos hortofrutícolas, está aglutinada por más de 3.000 agricultores, cuenta con 25 centros de operaciones repartidos entre Almería y Granada, 1.000 empleados y 3 laboratorios que realizan más de 45.000 analíticas anualmente garantizando la seguridad alimentaria al consumidor final.