Andalucía Económica

Garántia nace comprometida con la economía andaluza como instrumento para la financiación y el crecimiento económico y empresarial

Explica su presidente Javier González de Lara, quien asegura que "tras la fusión, Garántia es más fuerte y solvente para avalar y resolver los problemas de financiación de pymes y autónomos andaluces”.

22 enero 2018
 

La nueva Sociedad de Garantía Recíproca de Andalucía, Garántia, nacida tras la fusión entre Suraval y Avalunión, ha comenzado su actividad en el que será su primer año de vida con el objetivo de consolidarse como un instrumento útil para el pequeño y mediano empresario y el autónomo andaluz e impulsar la actividad económica de la región.

Garántia

Pte, Dir. General y Sub. General de Garántia-3

Pte, Dir. General y Sub. General de Garántia

El proceso de fusión de Garántia y los objetivos para la nueva etapa, los ha explicado hoy en un desayuno informativo celebrado hoy en Sevilla, el presidente de la nueva SGR, Javier González de Lara, acompañado de José María Vera, director general, y Antonio Vega, subdirector general.

Según ha indicado “la operación de fusión que hemos desarrollado ha dado lugar a una entidad de mayor tamaño y capacidad, en un proceso de integración que marcha según el ritmo y plazos marcados en el que estamos acoplando a las dos entidades, sus estructuras, y empleados con éxito, agilidad y buscando la eficacia y la eficiencia de la nueva entidad”.

González de Lara ha destacado que esta operación no es resultado de la improvisación. “A comienzos de este año hemos cumplido con lo que hemos venido planificando en los últimos años, por ello la fusión se ha producido sin incidencias y hoy Garántia ya está operando en el mercado andaluz, sin ningún tipo de límites provinciales, con 8 oficinas operativas, y con dos sedes principales, una en Sevilla y otra en Granada (sede social en la capital granadina y la operativa en la hispalense).

Además, según ha resaltado, el presidente de la entidad, en la integración no ha habido destrucción de empleo. La nueva SGR asume las plantillas de las sociedades fusionadas constituyendo un equipo profesional de 70 empleados directos en toda la red de oficinas, repartidos en las sedes de los servicios centrales, entre Sevilla y Granada, y las delegaciones de su red de oficinas en toda la Comunidad. Además, con la actividad de la sociedad Garántia llega a generar alrededor de 29.200 empleos indirectos en la región.

Esta nueva estructura territorial y de gestión responde al compromiso de reforzar el arraigo en toda la región, tal y como han venido haciendo a lo largo de sus años de existencia las SGR fusionadas, presencia andaluza que se potenciará desde la nueva sociedad en el futuro.

Desde el punto de vista de los socios protectores y principales accionistas, González de Lara ha indicado la implicación en el nuevo proyecto de la Junta de Andalucía, el socio más destacado con una participación del 38%, además de las entidades financieras -Caja Rural del Sur, Bankia, Unicaja y BMN- con un 18%, y otros accionistas un 4%. Además, las empresas asociadas a la SGR, más de 15.000, mantienen la mayor representación en el capital de la nueva sociedad con un 40%.

Actividad financiera de Garántia
Según los datos expuestos por el presidente de Garántia, 2017 en conjunto, con el negocio de las SGR integradas, ha sido un año de crecimiento para la actividad en la Comunidad.

El volumen de negocio de avales concedidos ha arrojado un saldo de más de 90 millones de euros, con 1.600 operaciones concedidas, un riesgo vivo de más de 369 millones, 7.700 operaciones vivas, una inversión vinculada de 705 millones y un ratio de solvencia del 14,40 por ciento, con más de 15.000 socios.

De la financiación aprobada por finalidad de inversión, 260 millones ha estado destinada a nueva inversión (70%), a circulante 59 millones (16%), a avales técnicos y otros 50 millones (14%), en conjunto con un riesgo vivo total de 369 millones de euros.

Por sectores económicos, a agricultura s destinó 73 millones (20%), industria 41 millones (11%), construcción 45 millones (12%), comercio y servicios 210 millones (57%).

En cuanto a los convenios con entidades, Bancos y Cajas Rurales concentran el mayor volumen de acuerdos con un 86% de la financiación, lo que supone 319 millones de euros destinados a pymes y autónomos, mientras que con las administraciones públicas fue de 46 millones, alrededor de un 12%, y con otros organismos un 4%.

Con la puesta en marcha de la nueva Garántia la previsión de negocio para 2018 es de seguir creciendo y superar los 120 millones de euros, en un momento en el que se considera que está abierto el grifo de la financiación y por ello nuestro objetivo es ayudar a las pymes y autónomos a que se lo concedan.

Labor de las SGR
A pesar de la larga trayectoria de las SGR en nuestro país, todavía su finalidad es poco conocida, y en este sentido hay mucho camino por recorrer. En este sentido, el equipo directivo de Garántia apuesta por desarrollar entre el ámbito empresarial y de autónomos andaluces una labor divulgativa y pedagógica de lo que son este tipo de entidades.

A través de una SGR, las pymes y autónomos pueden acceder a la financiación que necesitan, además de contar con el asesoramiento de expertos en el sector que tutelarán todo el proceso de la obtención de los avales, incluyendo la negociación de condiciones.

La SGR acompaña a las pymes en su financiación y facilita el acceso a una financiación rápida y sencilla para obtener las mejores condiciones en precios y plazos ante los bancos.

“Con aval Sí”
En esta labor de agilizar los trámites para la financiación, Garántia está en permanente contacto con las experiencias del resto de las SGR del país a través de Cesgar y compartimos la experiencia con la campaña “Con aval sí” puesta en marcha para divulgar la actividad de estas empresas en España y facilitar a los interesados la contratación de nuestros productos.

Con aval sí facilita: acceso digital a la financiación y solicitar financiación de forma on line. A través de su web, cualquier empresario puede solicitar financiación a las 18 sociedades de garantía recíproca que existen en España. Se pueden realizar todos los trámites de forma on line y, en un plazo máximo de 72 horas, una SGR se pondrá en contacto con el solicitante.

El objetivo de esta iniciativa es universalizar el sistema, y que toda pyme tenga acceso a financiación y, además, asesoramiento.

En cuanto a la innovación en el sector, las SGR están extendiendo el aval a las nuevas alternativas de financiación que la revolución fintech ha introducido e incluso trabajan ya con fondos cuya finalidad es invertir en préstamos a pymes y con plataformas de intermediación entre pymes e inversores, sin intermediación bancaria.

Previsiones de impulso económico para 2018
Para Javier González de Lara, como presidente de Garántia, hay factores económicos que van a ayudar al crecimiento de la financiación en 2018.

Según ha destacado, la previsión de Cesgar, Confederación Española de Sociedades de Garantía Recíproca (SGR-Cesgar), es de que la economía española crecerá por encima del 2,5% y que se crearán en torno a 500.000 puestos de trabajo, tal y como recoge el «V Informe sobre Financiación de la Pyme en España», elaborado por la patronal de las SGR.

La confianza en la situación económica está produciendo un aumento de optimismo en las empresas. El 46,3% de las compañías españolas espera incrementar su facturación el próximo año. Además del incremento de la facturación, el informe detecta un aumento del tamaño de las empresas con respecto a hace un año.

Este aumento del optimismo se traduce en una mejora del acceso a financiación de las sociedades más pequeñas. No obstante, el acceso a recursos continúa siendo uno de los principales problemas de los autónomos, emprendedores y microempresas, aquellas de menos de 10 empleados, y que son, precisamente, las que generan el 80% del empleo de nuestro país, puesto que un porcentaje muy alto no tiene acceso a esta financiación procedente de las entidades financieras.

El acceso a financiación es el factor fundamental de la dinamización del empleo. Casi 400.000 empresas crearían o mantendrían sus puestos de trabajo si obtienen el dinero que necesitan.

Las compañías que más necesidades de financiación tienen son las exportadoras e innovadoras. De hecho, sus requerimientos son el doble que el de compañías que no exportan (35% frente al 17%). En este sector Andalucía cuenta con destacadas empresas.

Las innovadoras, por su parte, señalan haber necesitado fondos en un 32,6% de los casos, mientras que el porcentaje de las no innovadoras se sitúa en el 16,3%. Los plazos de retorno hacen que estas empresas tengan más dificultades para acceder a fondos. Echamos de menos un sistema nacional de ayuda a financiar la innovación.