Andalucía Económica

Antonio Pedraza imparte una conferencia en la cámara de comercio de Manchester sobre las inversiones británicas en España tras el brexit

El presidente de la Comisión Financiera del Consejo General de Economistas considera que nuestro país seguirá siendo atractivo para la inversión británica tras el brexit.

28 abril 2017
 

Antonio Pedraza Cámara de Comercio

Francisco Oda, Antonio Pedraza y Antonio Guillén

Antonio Pedraza durante la conferencia

Antonio Pedraza durante su ponencia 6

Antonio Pedraza, presidente de la Comisión Financiera del Consejo General de Economistas, ha impartido una conferencia sobre las inversiones británicas en España tras el brexit. Ha sido presentado por el cónsul de España en Mánchester, Antonio Guillén Hederich, y por el director del Instituto Cervantes en Mánchester, Francisco Oda Ángel, en la cámara de comercio de la ciudad.

A lo largo de la ponencia, Pedraza ha destacado las relaciones históricas y culturales que unen a ambos países, el peso de la colonia británica en España, la más importante en Europa, y de la también considerable colonia española en el Reino Unido. Ha recalcado el hecho de que es un tema prioritario y a tener en cuenta durante los acuerdos que reclaman urgencia.

Ha repasado las inversiones británicas en España, deteniéndose en los periodos de pre crisis, de la primera y segunda recesión, y de la actual recuperación. De esta forma, ha analizado el destino de las inversiones por sectores y por Comunidades Autónomas, así como la evolución de las mismas.

Seguidamente, a la vista de estudios y encuestas recientes pos-referéndum del  brexit,  ha pasado a profundizar sobre  las perspectivas que tienen las empresas ya instaladas en España, tras la ruptura. Así como la valoración de estas mismas empresas sobre el entorno económico y político español y de la estructura de su mercado.  De la calidad de servicios educativos y sanitarios, burocracia administrativa, sector público, medio ambiente, seguridad jurídica, calidad de vida, precios, productividad, competitividad…

Pedraza ha realizado un análisis de las posibilidades de libra y euro en su evolución futura, porque ambas divisas van a estar afectadas, dice, no sólo por la ruptura sino por “el camino que sigan ambas economías por separado”. El ponente ha explicado: “el crecimiento futuro de la economía  británica debe influir en su moneda (el apoyo del Banco de Inglaterra, pero cuidado con la inflación) y en la fortaleza o debilidad de la Unión Europea, así como la política del BCE con el euro”. Pedraza también ha aclarado que “no es tan fácil pronosticar que la libra va a seguir su escalada a la baja con respecto al euro”, y que “son muchos los factores que afectan a ambas monedas”. El euro va a tener que lidiar con sus propios problemas.

Casi al final de su ponencia, Pedraza ha valorado el impacto de la salida del Reino Unido de la Unión Europea sobre la futura inversión de las empresas británicas, la afectación a su turismo en dirección a España y al sector inmobiliario residencial donde son  el principal inversor.

Sin embargo, no ha querido finalizar sin dejar un mensaje de optimismo donde ha concluido que una vez anunciada la ruptura, quedan al menos “dos largos años de negociaciones donde debe prevalecer el pragmatismo y la cordura”. Y ha expresado: “nos separa el mar, el error (nos olvidamos) de unos políticos que no midieron las consecuencias de una consulta, pero nos siguen uniendo demasiadas cosas. En el caso de británicos y españoles, aún muchas más”.