Andalucía Económica

Una aventura inolvidable en el paraíso interior de Jaén

El Centro Turístico y recreativo del Embalse del Tranco responde al interés de la Diputación de Jaén y la Junta de Andalucía por el aprovechamiento turístico y deportivo de los embalses de la provincia de Jaén.

09 marzo 2017
 

Barco solar Jaén Paraiso Interior en el Tranco

Barco solar Jaén Paraiso Interior en el Tranco

Barco solar Jaén Paraiso Interior en el Tranco

Barco solar Jaén Paraiso Interior en el Tranco

Barco solar Jaén Paraiso Interior en el Tranco

Barco solar Jaén Paraiso Interior en el Tranco

Barco solar Jaén Paraiso Interior en el Tranco

Barco solar Jaén Paraiso Interior en el Tranco

Barco solar Jaén Paraiso Interior en el Tranco

El Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, en la provincia de Jaén, es uno de los enclaves naturales más bellos de Andalucía. Uno de sus principales reclamos turísticos es el embalse de El Tranco, que fue construido hace casi un siglo y es hoy uno de los más grandes de España. En este idílico paraje natural se encuentra el Centro Turístico y Recreativo del Embalse del Tranco, un complejo dotado de servicios de hostelería y restauración, con zonas de juegos infantiles y espacios para iniciar una aventura en contacto directo con la naturaleza.

En este marco incomparable se pueden realizar todo tipo de actividades de turismo ecológico y sostenible, para niños y mayores, de forma individual y colectiva. El objetivo es disfrutar al máximo de la naturaleza y conocer la fauna que habita en el entorno. Así, los visitantes pueden elegir entre numerosas opciones: Rutas nocturnas en kayak, paseos en mountain bike, senderismo, yoga, piragua, pádel surf, hidropedal, tirolina, tiro con arco, barca a remo, barca a vela, kayak, barranquismo, senderismo por el paseo de las rapaces, tirolina, rocódromo, rafting, vía ferrata y diferentes rutas.

Sin duda, una de las principales atracciones turísticas es el barco recreativo con capacidad para 60 pasajeros, que se autoabastece por energía solar y permite a los visitantes surcar sus aguas en calma en una experiencia única para descubrir los rincones más desconocidos del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, el mayor espacio protegido de España.

Se contemplan dos itinerarios. Uno discurre por el brazo izquierdo del embalse hacia el norte, donde se contempla al fondo el pueblo de Hornos, su castillo y el imponente Yelmo con sus 1.809 metros de altitud. La parte final del recorrido llega a las proximidades de la cascada del Chorreón, un rincón espectacular de esta parte del embalse, marcado en la red de senderos y de obligada visita a pie. Durante este recorrido, atravesaremos la zona del antiguo camping de Montillana, un enclave donde es posible avistar aves como el cormorán grande, la gaviota argéntea, la garza real y la focha común.

Un segundo itinerario conduce hacia el sur del embalse, donde se divisa la Sierra de las Villas en la zona derecha y la imponente cordillera del pico Banderillas en la zona central, uno de los puntos más elevados del Parque Natural, con casi 2.000 metros de altitud.

El recorrido se acerca a la zona de la cortijada del Cerezuelo y desde este enclave se divisa en el horizonte, sobre las aguas, la isla de Cabeza de la Viña, un gigantesco islote de densos pinares e inaccesible al visitante cuando el nivel de las aguas es alto. Un espectacular paisaje natural y unas sensaciones únicas te esperan en esta parte del itinerario que surca el antiguo curso del río Guadalquivir.

La construcción del Centro Turístico y Recreativo del Embalse del Tranco ha supuesto una inversión en obra de más de dos millones de euros, a los que se suma la adquisición del propio barco solar por un importe de 275.800 euros. Con este nuevo atractivo turístico, el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas complementa su riqueza natural para cautivar a sus visitantes con propuestas deportivas, culturales y de aventura.

Parque Natural
En los últimos años, el Plan de Dinamización del Producto Turístico del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas ha supuesto una importante mejora y actualización de los equipamientos de este espacio protegido. Entre otras intervenciones, se ha completado un plan de señalización en parajes naturales y miradores, carreteras y cascos urbanos, se ha trabajado en la formación empresarial y en la promoción, y se han añadido alternativas pensadas para distintos perfiles de visitantes. Entre ellas, sobresalen el Gran Sendero GR247-Bosques del Sur, el Centro de Interpretación de la Cultura de la Madera y el Museo Miguel Hernández-Josefina Manresa.

Con un total de 478 kilómetros de longitud, divididos en 21 etapas principales y 3 variantes, el GR247-Bosques del Sur contempla un trazado circular que permite conocer a pie o en bicicleta los principales atractivos del parque natural. Caminar o pedalear para descubrir la plenitud y la libertad de sus paisajes. De hecho, en el Sendero Bosques del Sur los pasos del caminante se cruzarán con los de ciervos, gamos, cabras montesas, muflones y jabalíes, escrutados desde el cielo por el águila real, el buitre leonado y hasta el quebrantahuesos.

Junto a la cada vez más demandada oferta de turismo activo y de aventura, el parque natural ha sumado a sus encantos naturales una rica y variada oferta cultural. A citas como el Bluescazorla, el Festival Internacional del Aire-El Yelmo o el Festival Internacional de Teatro de Cazorla, hay que añadir espacios museísticos de primer nivel, como el Museo Miguel Hernández-Josefina Manresa, en Quesada, donde se muestra buena parte del legado del poeta adquirido por la Diputación Provincial de Jaén, y que comparte recinto con la obra de Rafael Zabaleta, uno de los grandes pintores del siglo XX. Este museo, en su ciudad natal, alberga el grueso de su obra y la de otros pintores contemporáneos suyos como Miró, Juan Gris o Picasso, unos fondos de valor incalculable que ahora se ven acompañados y enriquecidos por el legado del poeta universal Miguel Hernández, cuyo poema ‘Aceituneros’ es la letra del himno de la provincia jiennense.

El Centro de Interpretación para la Cultura de la Madera es otro de los nuevos equipamientos diseñado como centro de referencia para las visitas que se realizan por la zona sur del parque natural, especialmente las que se dirigen al nacimiento del Guadalquivir. Situado en el mismo lugar donde estuvo la instalación industrial forestal del aserradero de Vadillo Castril, desde su orilla se botaron las trozas y más tarde las traviesas para las vías de Renfe para toda España. El Cicum, Centro de Interpretación para la Cultura de la Madera ha rehabilitado parte de las instalaciones del antiguo aserradero de Vadillo Castril como centro de visitantes, rescata la memoria de la cultura forestal de las personas de la sierra, y explica otros oficios del monte, sin olvidarse de los auténticos protagonistas de esa manera de vivir.

Múltiples alternativas y opciones para disfrutar del contacto directo con la naturaleza y sumergirse en el mayor espacio protegido de España, declarado hace tres décadas como parque natural, que sigue adaptando e incrementando su oferta con recursos, infraestructuras y espacios novedosos pensados para una aventura inolvidable en el paraíso interior de la provincia de Jaén en el que todo, incluso navegar, es posible.