JURÍDICO

Algunas regiones de España imponen los impuestos sobre sucesiones más altos del mundo

Así lo afirma un estudio realizado por la compañía UHY, red internacional de auditoría y consultoría.

26 junio 2014
 

España, dependiendo de la provincia, puede llegar a imponer tasas del 19,98% a personas que hereden una propiedad con un valor de 2,16 millones de euros, más del doble de la media global situada en 7,67%. Para una propiedad de 500.000 euros, la Hacienda española impondría un 13,55% mientras que la media global se sitúa en un 3,5% por una propiedad del mismo precio.

Jordi Vilardell

Jordi Vilardell, socio de UHY Fay & Co en Barcelona puntualiza: “sin perjuicio de lo anterior, debe tenerse en cuenta que la disparidad de legislaciones en España en Relación a este impuesto, permite que ciudadanos de determinadas regiones de España acaben tributando a tipos muy inferiores a la media estatal. Así, por ejemplo, las regiones de Madrid, Valencia o Baleares, entre otras, pueden imponer tipos cercanos al 1%”.

UHY explica que mientras que el impuesto sobre sucesiones en la Unión Europea es relativamente alto, algunos países desarrollados, como Australia, Israel y Nueva Zelanda, han decidido eliminar el impuesto sobre sucesiones con el objetivo de crear un sistema fiscal más sencillo e impulsar la creación de riqueza, a través de inversiones o iniciativas empresariales.
Jordi Vilardell comenta: “debido a la configuración actual del impuesto y a las resoluciones pendientes en cuanto a su constitucionalidad y a su encaje en el marco de la UE; todo hace prever un cambio sustancial a corto plazo, tendente a asimilar ciudadanos españoles y de la Unión Europea y evitar diferencias entre españoles que incluso pudieran ser contrarias a la Constitución”.

“Ante la incertidumbre sobre la futura configuración del impuesto, los expertos aconsejan recurrir las liquidaciones emanadas de las distintas administraciones a la espera de las resoluciones del Constitucional y de Luxemburgo que abrirán, probablemente, la opción de recuperación del impuesto satisfecho en exceso bajo este sistema actual, cuya última calificación dejamos a criterio de los tribunales”.

Ladislav Hornan, presidente de UHY, comenta: “Aunque en España existen exenciones y bonificaciones en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, que varían según la región, muchos preferirían que España siguiese el ejemplo de Australia, donde el régimen fiscal ha quedo muy simplificado tras la eliminación del impuesto sobre sucesiones, o al menos empezar por mejorar la situación aumentando el umbral sobre el que se empieza a pagar el impuesto, como ha sido el caso de Estados Unidos”.

Clave para las familias de clase media
UHY explica que el umbral sobre el que aplica el impuesto sobre sucesiones es crucial para las familias de clase media. Si los umbrales no están ajustados en línea con la inflación, puede significar que impuestos que originariamente se habían diseñado para las personas con un alto poder adquisitivo afecta al grueso de la población.

UHY apunta que en EEUU, el 40% de impuestos federales se aplican a herencias a partir de 3,8 millones de euros por lo que únicamente afecta a personas en posesión de un elevado poder adquisitivo. Además, EEUU ha ido subiendo el umbral del impuesto varias veces durante la última década, incrementándolo a su nivel actual de 1 millón de euros para fallecidos en 2004-2005.

Por contraste, en el Reino Unido, el umbral del impuesto sobre sociedades ha quedado congelado en 400.000 euros desde el 6 de abril de 2009 y se espera que se mantenga a ese nivel al menos hasta el 5 de abril de 2018. Esta cifra está por debajo de la media del precio de una vivienda en Londres, situada en 500.000 euros, y no muy por encima del precio medio de una vivienda en Reino Unido (300.000 euros).