CULTURA

La Fundación Rodríguez-Acosta recupera la esencia de su sede ‘el Carmen blanco’

Se descubren motivos decorativos originales en el vestíbulo de la planta baja del edificio, ocultos tras unos paneles de madera desde hace más de treinta años

20 octubre 2013
 

La Fundación Rodríguez-Acosta ha recuperado la “esencia” de su sede, el Carmen Blanco, al mostrarse hoy tal y como fue concebido por su fundador, José María Rodríguez-Acosta entre 1916 y 1930, después del acondicionamiento del vestíbulo de la planta baja que, desde hace más de treinta años, estaba cubierto por unos paneles de madera, que acaban de ser retirados, y que ocultaban detalles decorativos originales.

Visita a la Fundación Rodríguez Acosta de el presidente de la institución granadina, el artista Miguel Rodríguez-Acosta Carlström, y la directora general del Patronato de la Alhambra y Generalife, María del Mar Villafranca Jiménez

Visita del artista Miguel Rodríguez-Acosta Carlström, y la directora general del Patronato de la Alhambra y Generalife, María del Mar Villafranca Jiménez

Esta mañana, el presidente de la institución granadina, el artista Miguel Rodríguez-Acosta Carlström, y la directora general del Patronato de la Alhambra y Generalife, María del Mar Villafranca Jiménez, han realizado una visita para supervisar el estado de estos trabajos que van a permitir una nueva “reinterpretación de este espacio. La luz juega a partir de ahora un papel muy importante, tras dejar al descubierto los grandes ventanales del vestíbulo. Además, también han aparecido celosías, capiteles nazaríes, bancos de mármol y piezas de arquitectura modernista que adornaban las paredes y que, aunque sabíamos de su existencia, habíamos perdido el rastro de ellos en nuestra memoria. La idea es que este espacio recupere también el mobiliario que lo acompañaba originalmente”, ha explicado Rodríguez-Acosta.

Por su parte, Villafranca ha reconocido que este hallazgo se convertirá en un “aliciente más para redescubrir el Carmen Blanco de la Fundación Rodríguez-Acosta, declarado Monumento Nacional en 1973, y poner en valor sus detalles arquitectónicos y decorativos originales”.Con motivo de la exposición Federico García Lorca. Dibujos, se colocaron unos paneles de madera para acondicionar este espacio como sala de exposiciones temporales, una solución que se ha mantenido, desde hace más de treinta años, hasta nuestros días.

El Carmen Blanco de la Fundación Rodríguez Acosta

El Carmen Blanco de la Fundación Rodríguez Acosta

Desde el pasado mes de abril, coincidiendo con la nueva etapa que ha comenzado la Fundación Rodríguez-Acosta, en la que la Junta de Andalucía ha asumido nuevas responsabilidades a través de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte y del Patronato de la Alhambra y Generalife, se han llevado a cabo diferentes trabajos de limpieza en los elementos ornamentales de los Jardines, se han reestructurado nuevos itinerarios para abrir la institución a la visita pública, con nuevas modalidades de visita entre las que se encuentra la Combinada con la Alhambra, y se han planificado diferentes actividades culturales.

La Fundación Rodríguez-Acosta fue creada en 1941 por legado testa-mentario del pintor José María Rodríguez-Acosta. Tiene su sede en Granada, en el Carmen construido por su fundador, entre 1916 y 1930, junto a Torres Bermejas y próximo al Conjunto Monumental de la Alhambra y Generalife. En-tre sus objetivos se encuentran el fomento y la difusión de la cultura, una labor que ha desarrollado a través de sus programas culturales: becas de artistas para Centros de Formación en materia de Bellas Artes, concursos, exposiciones, conferencias, seminarios, recitales y publicaciones dedicadas a la investigación en torno a estudios sobre Andalucía y Granada.

La Fundación Rodríguez-Acosta ha enriquecido sus colecciones artísticas y documentales con diversas donaciones, entre la que destacamos la de la familia Gómez-Moreno, en 1973, que dio lugar a la creación del Instituto del mismo nombre.